Credito para Tratamiento Dental

pedir credito rapido para factura de dentista

La visita al dentista no solo supone pasar “un mal rato” sino que también supone un problema económico, todos sabemos que las facturas del dentista no son nada baratas.

Para ello puedes optar por 3 diferentes posibilidades:

  • Esperar a que te ingresen la nómina del mes para pedir cita en el dentista
  • Solicitar un miniprestamo de esos gratuitos a empresas como Vivus
  • Solicitar a tu clínica dental que te financie el tratamiento, lo cual no lo aconsejo porque encare el coste económico del tratamiento dental

 

 

¿Que tratamientos dentales podemos financiar con un préstamo?

Antes de pasar a entrar en los diferentes problemas de salud dental que podemos padecer, tengo que decir que todo ello nos pasa por no haber cuidado nuestra salud dental desde pequeños, tales como no cepillarnos los dientes a diario ni seguir las mínimas normas de higiene bucal recomendadas.

Pero una vez que hemos compartido esta pequeña reflexión sobre nuestra falta de higiene dental vamos a ver los tratamientos odontológicos para los que nos puede servir el dinero obtenido con un préstamo obtenido a través de internet:

 

Blanqueamiento dental

Tratamiento al que muchas personas recurrimos para tener unos dientes más blancos (muchas veces amarillos por el consumo abusivo de sustancias como el tabaco, café, vino, etc.)

El esmalte día a día va absorviendo sustancias que provocan la aparición de un color amarillo que resulta una visión muy antiestética.

 

¿Cuánto vale blanquear los dientes?

Existen diversos métodos, desde los más sencillos hasta algunos que realmente resultan caros, el precio oscila entre los 50 € y los 400 € sí se lleva a cabo usando la tecnología Led

 

Empastes dentales

Consiste en rellenar con una sustancia especial los huecos producidos por la caries sobre una pieza dental en concreto. Con ello se evita que perdamos la pieza. El coste económico es de unos 70-80 euros por empaste.

Personalmente no entiendo por qué la Seguridad Social no se hace cargo de dicho gasto, porque yo lo considero básico, y no como un gasto de lujo como nos quieren hacer creer.

Cuándo son varios los empastes la suma puede llegar a ser importante y tengamos que recurrir a algún tipo de financiación extra como los préstamos bancarios.

 

Carillas dentales

Son una especie de láminas que se colocan sobre los dientes dañados, normalmente el esmalte está muy estropeado y afea mucho estéticamente dicho daño.

Las carillas pueden ser de composite o de porcelana, siendo éstas mucho más resistentes pero mucho más caras.

La colocación de carillas de composite puede rondar entre los 100 y los 150 euros y en cambio, las carillas de porcelana pueden llegar hasta los 500 euros.

 

¿Cómo evitar dichos gastos dentales?

La solución parece obvia: Prevenir. Así de sencillo, si desde niños llevamos una higiene dental cuidada y sana nos evitaremos todos estos gastos.

Es imprescindible que desde niños se adquiera el hábito de usar irrigadores dentales, seda dental, y por supuesto el uso cotidiano de pasta de flúor y de un cepillo de dientes.

 

¿A quién recurrir para financiar el tratamiento?

La empresa más popular es Vivus (gracias a sus campañas televisivas) pero hay otras opciones muy interesantes como Cofidis o Dineo.

Ambos enfocados a prestar pequeñas cantidades de dinero de forma rápida y siempre operando a través de plataformas web porque agilizan los trámites de solicitud y concesión.

Pero solo recurras a la financiación si no tienes saldo disponible, porque como toda financiación acarrea una serie de costes a no ser que “pilles” algún tipo de promoción u oferta como los préstamos a comisión 0%

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *